miércoles, 11 de mayo de 2011

HISTORIA DE LA PINTURA

LA PINTURA DESDE LA PREHISTORIA
Es muy importante saber sobre la pintura, ya que es un lenguaje particular del hombre en donde se vuelcan sus sentimientos y sus ideas, la pintura es una de las expresiones artísticas en que primero se manifestó la voluntad humana de reproducir el mundo circundante y al mismo tiempo la concepción creadora del hombre. Como ya se ha expuesto, la pintura tiene remotísima procedencia y su ejecución responde a una necesidad y a un placer estético del ser humano.
La civilización antigua abunda en muestras que, a través de distintas épocas y diferentes pueblos, van jalonando la evolución de la pintura.
Muestra de la antigüedad de la pintura son por ejemplo los dibujos que se encontraron en las cavernas de origen pre-histórico, especialmente en las cuevas de Altamira (Santander).
Después podemos nombrar a las paredes y techos pintados con motivos originales en los palacios egipcios. Pero fueron los griegos los que inicialmente dieron un amplio y bastante complejo desarrollo al arte de la pintura. Los romanos imitaron hábilmente la perspectiva y el claroscuro de los griegos, para captar paisajes de ciudades, ruinas, y especialmente para desarrollar escenas de la mitología.
La civilización medieval destaca sobre todo los retablos, y las miniaturas góticas, los mosaicos y las tablas de los bizantinos. Durante el siglo XV comienzan a operarse transformaciones que van preparando el Renacimiento. Hasta entonces la pintura se había realizado en el soporte material del muro o cuando más de la tabla, primer paso hacia el cuadro de caballete, que distinguiría las expresiones de la Edad Moderna y permitiría las invenciones y matices expresivos de un nuevo sentimientos de la vida.
En Italia o en Alemania, en Francia, en España o en los Países Bajos, el Renacimiento llevó a la pintura los grandes ideales de belleza, armonía y perfección con excelsos artistas.
Posteriormente prevalece el sentimiento romántico, que informa la trayectoria de otros grandes innovadores.
En la segunda mitad del siglo XIX culminó las escuela impresionista, y derivó al post-impresionismo.
Hasta el siglo XIX la pintura se jerarquizó y enriqueció al influjo directo del objeto (Realismo) o de su apariencia (Impresionismo), pero en el siglo XX tendió a liberar la expresión del sometimiento al sistema de imágenes volcándose hacia la abstracción, el expresionismo, el cubismo, etc.
El artista pintor mira dentro de sí mismo, elude la figuración como expresión de la realidad exterior, y si antes había recreado el mundo natural y circundante, ahora su lenguaje tiende a ser casi exclusivamente subjetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada